Sorprendentes beneficios de la educación a distancia

Relaciones, conversaciones, capacidad de respuesta: todos los ingredientes clave de una buena enseñanza y aprendizaje parecen requerir una cercanía física real. La educación a distancia parece antitética a todo lo que intentamos hacer en las aulas.

Ahora, con el dominó del coronavirus sobre la educación, la probabilidad de educación a distancia no planificada es muy importante para muchos de nosotros. Las escuelas de todo el mundo comienzan a cerrar y los estudiantes son enviados a aprender desde casa.

Si te encuentras desconectado del aula, esto es lo que puedes aprovechar para seguir aprendiendo mientras estás apartado.

Es flexible

Puedes elegir un “tiempo de clase” virtual que refleje el horario escolar regular, pero, seamos realistas.

Uno de los beneficios de la educación a distancia es que los estudiantes de prepa adaptan el trabajo escolar con los compromisos curriculares y familiares.

Consolida habilidades sociales vitales

Los tiempos recientes han visto un impulso para promover habilidades blandas en todo el plan de estudios. La educación a distancia es la oportunidad perfecta para perfeccionar habilidades sociales vitales como:

Gestión del tiempo: con un entorno de aprendizaje en el hogar más flexible surge la necesidad de que los estudiantes prioricen su tiempo en consecuencia.

Fluidez tecnológica: La educación a distancia proporciona lecciones valiosas sobre cómo adaptarse a los nuevos sistemas y software, y cómo solucionar problemas técnicos de forma independiente.

Uso responsable de la tecnología: si bien los estudiantes pueden ser jugadores expertos y usuarios de las redes sociales, es probable que puedan usar algunas habilidades adicionales cuando se trata de usar la tecnología de manera responsable y con un propósito maduro.

Trabajo en equipo remoto: no olvidemos que la ‘distancia’ ya no es una barrera en muchos lugares de trabajo donde la tecnología se utiliza para cruzar fronteras y unir equipos en todo el mundo.

Es accesible para estudiantes con necesidades especiales

Ningún aula es perfecta para todos los estudiantes. Cuando hay un alumno diagnosticado con TDAH que podría estar lleno de energía, se deben hacer compromisos.

La educación a distancia elimina la necesidad de este compromiso. Aprender desde casa proporciona a los estudiantes (en la mayoría de los casos) un entorno estable y seguro que se puede adaptar más fácilmente a sus necesidades específicas.

Alienta a los estudiantes a tomar posesión de su aprendizaje

Aprender desde casa viene con muchas distracciones potenciales, pero también presenta una oportunidad de oro para que los estudiantes desarrollen una perspectiva más madura y responsable en su propia educación.

Se deberán hacer asignaciones para los estudiantes más jóvenes que simplemente no tienen la misma capacidad para trabajar de forma independiente, pero en este caso, vale la pena contar con el apoyo de los padres.

Abre los ojos de los estudiantes para aprender fuera del aula

El “aprendizaje permanente” es una expresión que se presenta en los círculos educativos en estos días, pero siempre es un desafío lograr que los estudiantes comprendan cómo se puede aprender fuera de la escuela.

La educación a distancia, por su propia naturaleza, integra la vida escolar y hogareña, exponiendo a los estudiantes a la posibilidad real de aprender de forma independiente fuera de un contexto estructurado.

Con los desafíos de la enseñanza a distancia vienen algunas posibilidades emocionantes. Bien hecho, podría cambiar las actitudes de los estudiantes hacia la educación de una manera que el aula nunca podría.

Relacionados

Problemas que afectan negativamente el aprendizaje