Administra tu tiempo como estudiante de preparatoria

noviembre 30, 2020 by No hay comentarios

Mantenerse al día con las clases, postularte a la universidad, completar formularios de becas, participar en actividades extracurriculares y completar las tareas del hogar: estas son solo algunas de las muchas actividades que llenan los días de los estudiantes de preparatoria. Con tantas cosas sucediendo, una de las habilidades más valiosas que un estudiante de preparatoria puede dominar es la administración del tiempo.

El Diccionario RAE define la gestión del tiempo como “la práctica de utilizar el tiempo del que dispone de una forma útil y eficaz, especialmente en su trabajo”. La administración eficaz del tiempo permite a los estudiantes lograr más en menos tiempo, reduce los niveles de estrés y los libera para buscar oportunidades adicionales.

Si la administración del tiempo es una lucha para ti, no te preocupes, es una habilidad que se puede desarrollar fácilmente y te servirá bien durante toda la vida. Sigue leyendo para aprender algunos pasos simples que puedas administrar tu tiempo de manera más eficiente.

Usa un calendario o planificador

Un calendario o planificador proporciona a los estudiantes una visión de alto nivel de sus compromisos, lo que les permite comprender mejor lo que tienen que lograr y cuándo, y les ayuda a priorizar las actividades. Los calendarios y planificadores deben incluir información sobre las próximas pruebas, proyectos, prácticas, ensayos, turnos de trabajo y otras actividades extracurriculares.

El poder de priorizar tareas

Los estudiantes deben poner a trabajar su agenda priorizando sus tareas diarias. Por la mañana, los estudiantes deben mirar su calendario y crear una lista de tareas para el día, colocando las tareas más importantes en la parte superior de la lista. Dar prioridad a las tareas a primera hora de la mañana deja a los estudiantes la cantidad máxima de tiempo para completar cada tarea a lo largo del día.

Por qué hay estudiantes que estudian mucho pero no rinden? | Life -  ComputerHoy.com

Divida las tareas grandes en metas pequeñas

Muchas tareas en la lista de tareas pendientes de un estudiante de preparatoria pueden ser abrumadoras cuando se las considera como un todo, pero cuando se dividen en partes más pequeñas, la carga de tareas se vuelve mucho más manejable. Dividir las tareas puede facilitar la realización de proyectos masivos y eliminar parte del temor (y tu acompañante, la procrastinación) que a menudo los asola.

También te puede interesar: Cómo mejorar tus pruebas y tener más tiempo libre

Programa tiempo para relajarte

No puede ser todo trabajo, todo el tiempo. Al crear sus horarios, los estudiantes deben incluir tiempo para relajarse, por ejemplo, programar la película de mitad de semana antes mencionada con amigos con anticipación. Otra forma de incorporar la relajación al día es usándola como recompensa. Por ejemplo, por cada tarea que marcas en tu lista de tareas pendientes, se permiten 10 minutos en Instagram.

Ten una buena noche y duerme

El cerebro de un estudiante necesita tiempo para apagarse y recargarse, y dormir la cantidad adecuada cada noche es una de las formas más simples en que los estudiantes pueden practicar la administración del tiempo. Los estudiantes de preparatoria deben establecer una hora límite para la tarea, evitar pasar la noche y establecer una hora para acostarse (anótalo en tu calendario). Un estudiante que ha descansado bien es más inteligente, más concentrado y más productivo que uno exhausto.

Consigue ayuda

Si un estudiante siente que se está ahogando con los cursos de preparatoria, debe hablar con su familia, un amigo, un maestro o un consejero. Independientemente del objetivo por el que esté trabajando un estudiante, sentirse abrumado no es el camino para lograrlo.

Ya sea para obtener ayuda para administrar tu tiempo o dejar una actividad, existe una solución disponible para aliviar la carga que pesa sobre el tiempo de un estudiante. Asegúrate de hablar con alguien que pueda brindarte apoyo y crear un diálogo abierto sobre tus compromisos y tu salud mental.