Prepa de alto nivel: cómo afecta tus posibilidades universitarias

Asistir a una preparatoria de alto nivel ciertamente puede afectar algunas de tus estadísticas de rendimiento. Es natural preguntarse si esto afectará tus posibilidades de admisión a la universidad. 

En este artículo, cubrimos lo que realmente les preocupa a las universidades cuando revisan tu historial, y explicamos por qué no necesitas preocuparte si tu preparatoria es de alto nivel académico.

¿Qué es una preparatoria de alto nivel?

Hay algunas razones por las que una preparatoria podría considerarse “de alto nivel”.

Por lo general, es porque la escuela es competitiva dentro del cuerpo estudiantil ; Hay muchos estudiantes que toman las clases realmente difíciles y les va bien en ellas.

La política de calificación también es una consideración. Las escuelas de alto nivel son exigentes, pero con gran nivel de preparación.

El tamaño también puede afectar lo difícil que parece ser una prepa. En una escuela grande y competitiva, es difícil obtener un rango de primera clase: estás compitiendo contra muchas otras personas. En una escuela pequeña y competitiva, es difícil obtener una buena clasificación porcentual porque una ligera diferencia en la clasificación puede traducirse en una discrepancia de percentil relativamente grande.

Una preparatoria difícil es aquella en la que los estudiantes que de otra manera obtendrían las mejores calificaciones y la clasificación más alta tienen dificultades para hacerlo, ya sea porque la calificación es muy difícil o porque sus compañeros son muy competitivos.

Qué consideran las universidades

A muchos estudiantes les preocupa que las calificaciones o la clasificación relativamente mediocres que obtienen en una prepa de alto nivel puedan parecer poco impresionantes para las universidades. Básicamente, temen no parecer inteligentes. Piensan que no podrán ingresar a sus universidades reconocidas porque no obtuvieron un promedio perfecto.

Como resultado, las universidades, especialmente las más selectivas, hacen todo lo posible para verte dentro del contexto de tu ambiente de preparatoria. Cuando las universidades reciben su expediente académico, también reciben un breve “perfil de la escuela” que resume en términos de cursos ofrecidos, la escala de calificaciones, las calificaciones promedio y los puntajes de las pruebas.

Además, recuerde que las universidades están buscando el paquete completo. Las calificaciones son una gran parte de esto, pero también están analizando los puntajes de los exámenes, extracurriculares, cartas de recomendación y declaraciones personales.

Las universidades no le asignarán puntos en función de lo difícil que sea su preparatoria; harán todo lo posible para ser justos con los estudiantes de todos los orígenes.

Entonces…

No necesitas preocuparte porque una universidad te menosprecie debido a tu preparatoria de alto nivel. Las universidades más selectivas pasan más tiempo mirando el contexto de sus números, y las escuelas menos selectivas son, bueno, menos selectivas.

Lo mejor que puede hacer es rendir al máximo en la prepa a la que asiste. Tome las clases más difíciles que pueda manejar y no se preocupe demasiado por cómo se verán las calificaciones resultantes.

Si sucede que no ingresas a la universidad que esperabas, recuerda que hay varias razones por las cuales las cosas pueden no haberse alineado.